Que la plantilla de cualquiera de los equipos de Primera esté ya de vacaciones no es noticia salvo por la excepción del Sevilla. Y es que los de Lopetegui por fin podrán descansar tras 347 días seguidos compitiendo prácticamente sin parar. Éste es el tiempo que va desde el Sevilla-Betis del pasado 11 de junio, con el que se reanudó la temporada pasada tras el parón por la pandemia, hasta el Sevilla-Alavés del pasado domingo, con el que LaLiga echó el telón.

Desde entonces, el Sevilla acabó cuarto la pasada Liga, levantó la Europa League en agosto, descansó poco más de una semana, y comenzó la pretemporada de un curso en el que ha hecho historia. Los de Lopetegui han repetido el cuarto puesto en la competición de la regularidad y, por si fuera poco, han conseguido el récord de puntos de la historia del club en la misma.

Entre medio, una Supercopa de Europa que se escapó en la prórroga tras haber podido ganarla en la última jugada de los 90 minutos reglamentarios, una dolorosa eliminación en la semifinal de la Copa del Rey ante el Barcelona, una lección de orgullo para quedarse a las puertas de remontar al Borussia Dortmund en la Champions y un mes de ilusión para su parroquia cuando pareció que se podía meter en la pelea por el título.

Tras dos temporadas de éxitos pero marcadas por las peculiaridades del coronavirus, la plantilla del Sevilla, con Lopetegui al frente, se dispone a disfrutar de un verano de aparente normalidad antes de arrancar el tercer año del proyecto. Un tercer año, en el que el objetivo es dar aún un paso más.

Últimas noticias | Diario ASSevilla Fútbol Club, Liga Santander, La Liga, Primera división, Ligas fútbol, Fútbol, Equipos, Organizaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *