En los playoffs no se puede dar nada por sentado. Ni siquiera cuando vas 2-0 arriba, logras 15 puntos de ventaja nada más empezar el tercer partido y tienes en la pista a tres de los mejores jugadores ofensivos de la historia. Los Brooklyn Nets llegaban a Boston con la idea de dejar vista para sentencia la eliminatoria. Aún tienen la oportunidad de hacerlo mañana, pero de momento tendrán que jugar al menos un partido más de lo que pensaban muchos. Porque enfrente se encontraron con una estrella de la NBA, es lo que ya es Jayson Tatum, en plena efervescencia. 

El alero se fue a 50 puntos en una actuación histórica. Su primer encuentro de 50 tantos en playoffs, pero no el primero de su carrera. Sin ir más lejos, ya los metió ante los Wizards en el play in. Es la cuarta vez que alcanza esta cifra en 338 partidos. Para hacernos una idea. Larry Bird lo logró en 867. Por cierto, es el primer jugador en la historia que mete 50 puntos después de no llegar a los dobles dígitos en su anterior encuentro de playoffs. Lo cierto es que los dos primeros encuentros de Tatum en esta serie habían sido malos. El segundo de ellos no sólo por su culpa, y es que apenas estuvo 22 minutos en pista por problemas en un ojo después de que Durant le metiera el dedo accidentalmente.

Todo eso se olvidó hoy con canastas de todo tipo: penetraciones, unos contra unos, tiros contra tablero, con paso atrás, triples… Un catálogo ofensivo a la altura de los grandes que reafirma aún más a este jugador como uno de los que va a mandar en la liga durante la próxima década. Los Celtics comenzaron a llevar el partido a su terreno en el segundo cuarto y acabaron el tercero por todo lo alto, en una racha protagonizada por Tatum, que les permitió llegar a los últimos 12 minutos 12 arriba (96-84). A partir de ahí la cosa fue sostener la ventaja, que se redujo a un mínimo de 5 puntos ya dentro del último minuto. Entonces, una vez más, fue Tatum quien sentenció.

Junto a él, partido importantísimo de Tristan Thompson (19+13), siendo el mejor acompañante de Tatum en ese tramo final de encuentro, aunque también estuvieron muy bien Evan Fournier (17) y Marcus Smart (23 tantos, 5 triples, 6 asistencias), clave forzando dos faltas en ataque cuando los Nets intentaban la última carga. El público, volcado, aún no hizo todo el ruido posible ya que sólo se podía llenar el 25% del aforo. El cuarto, mañana, será bien distinto, ya que se levantará dicha restricción en Masachusetts. Lo que se logrará, entre otras cosas, es que Kyrie Irving oiga aún más los abucheos que le han brindado hoy. Durante el calentamiento, en la presentación y cada vez que tocaba el balón. Y si fallaba, celebración por todo lo alto. Y tuvieron trabajo en ese sentido los aficionados, porque el base fue con diferencia el peor del Big Three. 16 puntos y un 6/17 en tiros para él, muy lejos del 11/18 para 41 tantos de Harden o el 13/24 para 39 de Durant.

Los Celtics tienen una vida que parecían no tener por obra y gracia, sobre todo, de Jayson Tatum. Veremos si son capaces de replicarlo mañana y llevar esta serie a un lugar inesperado.

Últimas noticias | Diario ASBoston Celtics, Brooklyn Nets, NBA, Playoffs, Baloncesto, Eliminatorias, Equipos, Competiciones, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *