Actualmente existen dos ayudas extraordinarias por desempleo: la Renta Activa de Inserción (RAI) y el Subsidio Extraordinario por Desempleo (SED). Cada una con sus requisitos y características, son subvenciones destinadas a aquellas personas en situación de desempleo. ¿Qué diferencia hay entre RAI y SED?

En primer lugar, es imprescindible no confundir la Renta Activa de Inserción, ayuda a nivel nacional dependiente del Servicio Público de Empleo Estatal con la Renta Mínima de Inserción, dependiente de las comunidades autónomas. En este artículo explicaremos la primera de ellas y el SED.

La Renta Activa de Inserción (RAI)

Se puso en marcha en 2006 y es la más antigua de las ayudas extraordinarias. Es una ayuda económica de 431 euros al mes, durante 11 meses que puede solicitarse en alguna de estas cuatro situaciones:

Para solicitarla, se debe ser menor de 65 años, no tener ingresos superiores a 712,50 euros al mes, (ni tampoco que se supere proporcionalmente en la unidad familiar, es decir, que la suma de las rentas de la unidad familiar dividido por el número de miembros no puede ser superior a esa cantidad), no haber recibido tres veces esta renta y ninguna vez en el último año natural.

Además, existen requisitos específicos para cada grupo que puede recibir la RAI:

Subsidio Extraordinario por Desempleo (SED)

Se trata de una nueva ayuda que sustituye a las que fueron derogadas (PREPARA y PAE) y que entró en vigor el 5 de julio de 2018. El Subsidio Extraordinario por desempleo (SED) es una ayuda de 431 euros mensuales que se puede recibir una sola vez, durante seis meses como máximo.

De acuerdo con el SEPE, a esta ayuda podrán acceder las personas:

¿Qué hago si agoto las ayudas extraordinarias o no cumplo los requisitos?

Cuando se han agotado los dos niveles o no se tiene derecho a ninguna de las ayudas por no cumplir los requisitos, una posible alternativa fuera del sistema son las llamadas “rentas de inserción” o “salarios sociales” de carácter asistencial, que gestiona con su propia normativa y requisitos cada una de las Comunidades Autónomas.

La solicitud de estas ayudas implica un trámite burocrático complejo en el que intervienen los servicios sociales de Comunidades y Ayuntamientos. En ocasiones se demora varios meses su aprobación y tienen el problema de la limitación de los presupuestos disponibles.

Últimas noticias | Diario ASSEPE, Desempleo, Servicio público empleo, Ayudas públicas, Oficina empleo, Empleo, Política económica, Trabajo, EconomíaRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *