El momento de Dallas Mavericks no puede ser mejor. Dos partidos de playoffs y dos victorias. Y qué victorias: ante un aspirante al anillo como Los Angeles Clippers y con la sensación de que los resultados se escapan de cualquier cosa parecida a la casualidad. Con un Luka Doncic desatado, se juega a lo que los texanos proponen; pero el esloveno no está solo. Tim Hardaway Jr., Finney-Smith, Jalen Brunson… y Kristaps Porzingis. El jugador letón, con los rumores sobre su mala relación con el esloveno alejados, está siendo la pieza clave que se espera. Promedia 17 puntos y 4 rebotes con un 44,4% de acierto en el triple y responde en los momentos determinantes. Por ello mismo, perderle podría suponer un problema mayúsculo para su franquicia y, por ello mismo, la última resolución de la NBA sobre su persona se puede entender como una bendición.

Tras asistir a un club de estriptis el pasado domingo, Porzingis ha sido multado por la organización con 50.000 dólares; sin embargo, la sanción no acarreará ningún partido de suspensión, algo que era factible si se tiene en cuenta que la infracción está relacionada con los protocolos de seguridad y sanidad de la NBA. Según la norma, ningún jugador tiene permitido entrar en bares, clubes, salones o establecimientos similares mientras su equipo esté activo en la competición; aunque el jugador, como es el caso de Kristaps, esté vacunado. «Obviamente, aceptamos el fallo de la liga … y aparte de eso, no tenemos ningún comentario sobre el asunto», ha declarado Rick Carlise al respecto, el entrenador de la franquicia. 

El propio jugador, tras el segundo partido frente a Los Angeles Clippers, también se ha pronunciado, en un tono de arrepentimiento y consecuente: «Lo que sucedió es un error por mi parte. Honestamente, estaba un poco confundido con los protocolos, cometí un error y pagué por ello. Me alegro de obtener la victoria esta noche y de poder jugar. Estoy ansioso por lo que viene, pero fue un error de mi parte», ha declarado ante los medios. La NBA, por su lado, en un comunicado, ha explicado por qué la infracción no ha supuesto ningún partido de suspensión: «En consulta con expertos médicos, y con base a todos los hechos y circunstancias, se determinó que su asistencia no generó riesgos relacionados con la propagación de la Covid-19 y, por lo tanto, no es necesaria una cuarentena», se puede leer.

El caso, de esta forma, se suma al de LeBron James, que, antes de disputar su primer partido de la serie frente a Phoenix Suns, también fue advertido por violar los protocolos. En su particularidad, por asistir a un evento publicitario y sin acarrear ningún tipo de compensación económica. Mike Bass, portavoz de la NBA, ha explicado el porqué de las diferencias entre un caso y el otro: «Si bien entendemos la inclinación a comparar el incidente (de Porzingis) con las violaciones del protocolo por parte de otros jugadores, incluido LeBron James, esos hechos son muy diferentes. LeBron asistió brevemente a un evento al aire libre relacionado con una actividad comercial individual en el que todos debían vacunarse o presentar una prueba Covid negativa. La liga revisa cada posible violación del protocolo caso por caso, determina las cuarentenas e impone disciplina basado en los hechos y circunstancias individuales de cada asunto».

Últimas noticias | Diario ASDallas Mavericks, Kristaps Porzingis, NBA, Baloncesto, Equipos, Competiciones, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar