En el tenis femenino desde hace tiempo las buenas sensaciones de una tenista no garantizan casi nada, sobre todo en los Grand Slams, porque la igualdad es tremenda y cualquiera puede ganar en un día inspirado. Es lo que paso este viernes en el partido que jugaron en la central de Wimbledon Garbiñe Muguruza, número 12 del mundo y campeona del torneo en 2017, y Ons Jabeur, 24ª y cuyo mejor resultado en un Grand Slam son los cuartos del Open de Australia 2019. El encuentro terminó con victoria en tres sets (5-7, 6-3 y 6-2 en 2:25) de la tunecina de 26 años, que había perdido en otro duelo disputado contra la española en Hobart (“Ha sido una venganza, de una manera agradable”, dijo).

Para Garbiñe es una derrota dolorosa, porque no recupera la buena línea con la que empezó la temporada, pero no un descalabro, ya que Jabeur es una tenista en progresión ascendente que viene de ganar un título en hierba, en Birmingham, donde se convirtió en la primera mujer árabe que levanta un trofeo WTA. Y es, junto con Sabalenka, la jugadora que más victorias suma este curso (32).

Será ella quien dispute por primera vez los octavos de final del major británico contra la polaca Iga Swiatek, que obtuvo una victoria muy contundente contra la rumana Irina Camelia Begu (6-1 y 6-0 en 55 minutos). La tunecina llevó casi siempre la iniciativa, incluso en la primera manga, aunque no la ganó. Garbiñe sufrió en casi todos sus servicios por los buenos restos de su rival. Cada saque fue un suplicio para ella y salvó los muebles en esa manga inicial porque se adelantó tres veces y supo cerrarla.

Fe contra angustia

Después continuó la agonía ante una rival crecida que se lo pasaba en grande al ver que todo le salía bien y que su fe se imponía ante la angustia de Muguruza, que era quien tenía más que perder. La ganadora de dos Slams se desesperó, además, porque había tenido opciones de rotura en dos juegos antes de encajar ella el break que le dio la igualada a Jabeur. Incluso pudo evitarla con un 15-40 en el 6-3. El tercer set ya fue una debacle para Garbiñe, incapaz de contener a la vencedora, a pesar de que luchó mucho en el intento y puede decirse que jugara mal, eso nadie se lo puede discutir. Simplemente, su oponente fue mejor que ella. Le toca descansar, recuperarse y afrontar con ilusión los Juegos de Tokio y el US Open. El balance en los grandes torneos no es bueno, con los octavos de Australia, la primera ronda en Roland Garros y la tercera en Wimbledon. Por rescatar algo positivo, Muguruza puede volver al top-10, ya que ha sumado 120 puntos y subido, provisionalmente, tres puestos, aunque hay jugadores que la pueden adelantar.

Resultados y calendario cuadro femenino.

Últimas noticias | Diario ASRánking WTA, Garbiñe Muguruza, Wimbledon, Londres, WTA Tour, Grand Slam, Inglaterra, Clasificación deportiva, Reino Unido, Tenis, Europa occidental, Competiciones, Organizaciones deportivas, Deportes, EuropaRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *