El cambio de modelo en la gestión del primer equipo racinguista se ha puesto en evidencia desde el mismo momento de la presentación del proyecto. Hace un año los protagonistas no cabían en la mesa y el acto acabó con una foto de familia numerosa: hasta nueve posaron para la posteridad (y eso que faltaba todavía por llegar el primer entrenador). Esta vez, en cambio, no ha habido más protagonistas que Alfredo Pérez, presidente, y Guillermo Fernández Romo, entrenador. Lo que va de una comisión deportiva a un mánager a la inglesa.

El técnico madrileño, de 42 años, llega acompañado del gallego David Gallego, de 39, que ya fue su segundo entrenador hace 14 años en el Juvenil del Pontevedra y que esta temporada le ha hecho funciones de scouting externo, y del barcelonés Xavi Arnedo, de 32, preparador físico del Cornellá desde 2012, los dos últimos años con Romo.

El nuevo entrenador es de los que se maneja muy cómodo delante de los micrófonos, pero desde el primer momento quiso dejar claro que tipo de técnico es: «Yo no soy de lanzar mensajes a lo William Wallace, ni de volverme a la grada como El Cholo Simeone. No yo no soy así, tengo otra forma de ser». Después de tres entrenadores, Ania, Rozada y Solabarrieta. hiperbólicos en el área técnica, llega uno más austero en su gestualidad, del tipo de Paco Fernández o Viadero, por ejemplo. Eso, quiso aclarar, no quiere decir que le falte pasión ya que «quiero transmitir a la afición que su entrenador no tiene miedo a perder y que mi ilusión no es ser entrenador del Racing, mi ilusión es ganar con el Racing».

Respecto a la confección de la plantilla, que será responsabilidad suya, Romo aclaró que no hay límites a la hora de buscar perfiles de futbolistas a fichar: «no miraremos el DNI, ni la edad ni el lugar de nacimiento». Tampoco habrá ninguna prevención en cuanto a aceptar jugadores cedidos si sus cualidades entran en lo que busca el equipo. Aunque desde el principio se han marcado distancias con el proyecto 20/21, el nuevo entrenador ha reconocido que «la herencia que recibo es muy buena», en relación con los doce jugadores que quedan con contrato en vigor.

Si no hay sorpresas en cuanto al calendario liguero, el plan previsto es que el Racing de Romo comience a entrenar el 12 de julio. Respecto al estilo de juego, el míster ya adelantó que no se va a atar a un esquema fijo: «sería un idiota si pretendiera jugar igual en El Sardinero que, por ejemplo, visitando Cornellá, Llagostera o Unionistas (campos pequeños y de hierba artificial). Hay que ser un equipo versátil, que es lo que pide la categoría. Eso sí, con valores muy claros en cuanto a esfuerzo, trabajo en equipo, capacidad de adaptación y protagonismo de los jugadores». Romo no quiere que el Racing sea el equipo de Romo, sino el de Íñigo, Camus, Cedric, Isma López… La afición, harta ya hasta de estar harta, lo que quiere es que el Racing, sea de quien sea, vuelva a ganar. Que ya toca.

Últimas noticias | Diario ASSegunda división B, Primera División RFEF, Racing de Santander, Fútbol, Equipos, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *