La tensión entre España y Marruecos continúa en el ambiente. Pese a los intentos al más alto nivel por rebajar la presión, el país africano ha anunciado un endurecimiento de su postura. Así, través de Karima Benyaich, embajadora del reino alauí, ha anunciado nuevas represalias contra nuestro país. 

Según la diplomática, esta crisis «ha desvelado las verdaderas intenciones de ciertos círculos en España, que persisten en querer dañar a los intereses superiores del Reino, desde la recuperación del Sahara marroquí en 1975″.

Cambio de postura

La monarquía alauí sitúa el conflicto del Sáhara Occidental en el centro del debate. Solicitan que España varíe su posición al igual que hizo Donald Trump el pasado 10 de diciembre de 2020, cuando reconoció la soberanía marroquí.

Por ello, están presionando a las autoridades españolas: primero con la suspensión de la Cumbre de Alto Nivel y ahora por la atención médica prestada en un hospital de Logroño al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Benyaich recalcó que el Sáhara es una causa sagrada del pueblo marroquí y de todas las fuerzas vivas de la nación». Y según la embajadora, «el respeto mutuo y la confianza entre los dos países, están desgraciadamente replanteados hoy». Debido a ello, señaló que «toma nota» y su Gobierno «actuará en consecuencia».

Arreglar las diferencias

La anterior vez que las autoridades marroquíes pronunciaron palabras similares, dejaron de controlar las fronteras y llegaron a Ceuta miles de inmigrantes. Y ahora, el Ejecutivo de la nación africana ha anunciado otra vez «consecuencias». Pese a las amenazas, Arancha González Laya, ministra de Exteriores, apostó por «resolver las diferencias».

Últimas noticias | Diario ASArancha González Laya, Marruecos, Conflicto saharaui, Sahara Occidental, Magreb, Conflictos territoriales, África occidental, África, España, ConflictosRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar