La crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 unida al mantenimiento de los bajos tipos de interés han provocado que las principales entidades bancarias españolas hayan tomado la decisión de endurecer los requisitos para no cobrar comisiones a los clientes. Serán los menos comprometidos los que verán cómo sus bancos les empiecen o les incrementen las condiciones.

Normalmente, para evitar el cobro de comisiones se exige cumplir una de las condiciones en tres categorías diferentes: ingresos (tener nóminas o prestaciones superiores a un valor determinado), pagos (llevar a cabo compras con la tarjeta asociada a la cuenta) y productos (tener contratado con el banco algún producto como un seguro, un préstamo o una hipoteca),

BBVA: fin a la cuenta Adiós Comisiones

El pasado mes de abril, el BBVA anunció que eliminaba la cuenta Adiós Comisiones que pasaría a llamarse Cuenta Elección y que, a partir del 15 de junio, entrarían en vigor nuevas condiciones para cobrar comisiones.

Bajo el pretexto de la “situación económica” y “la evolución de los mercados financieros”, el BBVA cobrará trimestralmente (15 de marzo, 15 de junio, 15 de septiembre y 15 de diciembre) 15 euros para aquellas personas con una vinculación media y 40 a aquellos con una vinculación baja.

Entre otras condiciones, además de pedir la domiciliación de una nómina o de una prestación por desempleo o de realizar un determinado número de compras con la tarjeta de crédito, ahora este banco también exige tener algún producto contratado, ya sea un préstamo o una hipoteca.

En el caso de CaixaBank, la comisión es similar a la del BBVA, 40 euros al mes. No obstante, el cobro se realiza en enero, abril, junio y octubre.

30 euros al trimestre en Sabadell

Los clientes de entidades de Unicaja, Kutkabank o el banco Sabadell que no cumplan determinadas condiciones pagarán 30 euros cada 3 meses. En el caso de la última entidad, la nueva condición que se añadió a la cuenta más común, la Cuenta Expansión, era tener contratado un seguro, un préstamo de haber invertido 10.000 euros en fondos de inversión gestionados por el banco.

20 euros en el Banco Santander

En la cuenta Santander One, el cliente deberá pagar comisiones mensuales de 10 o 20 euros si no cumple todas o algunas de las condiciones requeridas por el banco, similares a las de otras entidades. El cambio en la política de comisiones de este banco se produjo el pasado mes de noviembre cuando desapareció uno de sus grandes productos de los últimos años: la cuenta 1, 2, 3.

Cobro semestral en Ibercaja, Abanca y Bankinter

Estas entidades son las únicas que cobran de manera semestral, es decir, cada seis meses. Ibercaja cobra 60 euros en cada período para un total de 120 año, mientras que el banco de origen gallego cobra 50 euros en el mismo período a los que no cumplan unas determinadas condiciones.

Bankinter, por su parte, cuenta con una de las comisiones más bajas (45 euros al año), además de tener pocas condiciones para evitar este cobro.

Bankia e ING también cobran comisiones

En Bankia, la cuenta Por ser tú cobra una cantidad de 14 euros al mes para aquellos que no cumplan las condiciones y estén menos comprometidos. En el caso de ING, cobra 10 euros mensuales si no se cumplen las condiciones de la cuenta Nómina.

Últimas noticias | Diario ASComisiones bancarias, Bancos, Servicios bancarios, Banca, FinanzasRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar