La fase decisiva de la clasificación del GP de Mónaco se vio alterada por el accidente que sufrió Charles Leclerc. El piloto de Ferrari impactaba contra las protecciones del circuito en los minutos finales de la Q3 y fueron varios los pilotos, entre ellos su compañero Carlos Sainz, que tuvieron que renunciar a un último intento de mejorar su registro, con lo que la pole fue para el monegasco.

Nadie apreció, al menos públicamente, intencionalidad en lo ocurrido. Ni los pilotos rivales, ni el resto de los equipos, ni siquiera la dirección de carrera, que analizó el incidente por si pudiera existir algún tipo de irregularidad. Nada tuvo que ver, desde luego, con el tristemente famoso episodio protagonizado por Michael Schumacher en 2006 en este mismo escenario, cuando detuvo su coche en la curva de La Rascasse para impedir que otros pilotos pudieran completar vueltas rápidas: entonces el alemán fue sancionado y enviado al fondo de la parrilla.

Sin embargo, la colisión de Leclerc ha abierto un debate en la Fórmula 1 sobre la conveniencia de incorporar a la reglamentación algún tipo de sanción cuando se provoque una bandera roja que condicione el devenir de los acontecimientos. Así ocurre ya en campeonatos como la Fórmula E o la Indy estadounidense, una posibilidad que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) parece dispuesta a estudiar.

Lo ha reconocido a través de Michael Masi, director de carrera de los grandes premios: “Como siempre que ocurren este tipo de cosas, la F1, los equipos y la FIA analizan el caso y consideran lo que hay que hacer. Conozco la norma de la Indy, que también se aplica en otros campeonatos internacional y nacionales, y lo analizaremos junto a las partes implicadas para decidir si es adecuado o no tomar alguna medida similar”.

La reglamentación a la que se refiere el director de carrera de la F1 es la que adoptan algunos campeonatos de anular el mejor tiempo rápido de aquel piloto que provoque la aparición de una bandera roja, con su consiguiente suspensión, en una sesión de clasificación.

En todo caso, Masi insistió que el accidente de Leclerc fue estudiado (imágenes, telemetrías y comunicaciones con el equipo) y se llegó a la conclusión de que había cometido un error en la curva 15 de Montecarlo. De hecho, el hombre de la pole e ídolo local no pudo finalmente tomar parte en la carrera por los daños que sufrió el Ferrari y que se revelaron justo antes de iniciarse la competición, con lo que el perjuicio para sus intereses resulta evidente.

Últimas noticias | Diario ASCharles Leclerc, Carlos Sainz, GP Mónaco, Scuderia Ferrari, FIA, Fórmula 1, Escuderías, Automovilismo, Deportes motor, Equipos, Competiciones, Partidos políticos, Deportes, PolíticaRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar