Con la normalidad del que sabe que alcanzar los playoff era el mínimo fijado para esta temporada, el Leganés abrazó ayer su primera clasificación en la historia para una promoción de ascenso a Primera. Poca broma. Sucede, sin embargo, que el aperitivo de este hito fue extraordinariamente jugoso. Porque la primera vez que los pepineros subieron a la élite se logró por la vía directa. Sin relatos intermedios. Gesta XXL (aquel Leganés tenía uno de los menores presupuestos de la categoría) en la que el ingeniero era el mismo que el actual. Asier Garitano se ha acostumbrado a ser coleccionista de hitos al sur de la capital.

En su vitrina de grandes gestas, un buen puñado de hazañas. En orden cronológico: ascender al Leganés a Segunda por segunda vez en su historia diez años después de bajar a Segunda B, subir al Leganés a Primera por primera vez en su historia, salvarlo dos temporadas consecutivas entre los mejores y clasificarlo por primera vez para semifinales de la Copa del Rey (su anterior barrera habían sido los octavos de final). Elenco al que ahora unir esta clasificación para los playoff… aunque para el de Bergara la hazaña real será el ascenso, por mucho que dé un mérito “increíble” a estar entre los seis primeros a final de curso.

“No es nada sencillo jugar estos playoff”, repitió por enésima ocasión tras ganar al Málaga, aunque en el imaginario colectivo del Leganés estaba la obligación de, cuanto menos, jugar esta fase de ascenso. Los 30 millones de presupuesto de los blanquiazules (el segundo detrás del Espanyol y ligeramente por delante del Mallorca) forzaba a tener que estar entre los seis primero sí o sí.

Pero las matemáticas de lo económico no casan siempre con las matemáticas del fútbol. De ahí la alegría de Garitano. “Los rivales sacan los partidos adelante. Da valor a lo que hacemos. Y seguir compitiendo. Esa es la idea. El siguiente partido. A ver si podemos mantener ese tercer puesto. Cuanto mejor quedemos, mejor. Haremos lo que se pueda”, repitió el entrenador.

Caballerosidad y mejores números

Garitano quien, por cierto, no se quiso colocar todas las medallas y felicitó “al anterior cuerpo técnico” liderado por Martí, al que sucedió cuando el Leganés era 6º, empatado a puntos con el 7º y un partido menos, el que aplazó la borrasca Filomena frente al Almería. Desde entonces, el Leganés no ha hecho más que escalar posiciones y aunque a veces lo haga con la belleza y eficacia de un camión subiendo una cuesta, lo cierto es que los números dan la razón al relevo en el banquillo.

Desde entonces el Leganés le ha recortado distancias a todos los que entonces eran habitantes de la zona noble salvo el Espanyol que, con el Girona, son los dos equipos que más puntos (37) han sumado en estos meses, apenas uno más que el Leganés (36). Garitano acumula en 20 partidos 10 victorias, 6 empates y 4 derrotas con 26 goles a favor y 10 en contra frente a los 10 triunfos, 4 empates y 7 derrotas que acumuló el equipo hasta su llegada, en 21 partidos.

Así que, termine como termine el curso regular, Garitano habrá mejorado la primera vuelta del equipo en un tramo habitualmente más complejo. Y todo apenas a un puñado de pasos (apenas cinco) de volver a ser equipo de Primera División. Un hito al que aspira para unir a su colección al sur de la capital.

Últimas noticias | Diario ASCD Leganés, Asier Garitano, LaLiga SmartBank, La Liga, Segunda división, Ligas fútbol, Equipos, Fútbol, Organizaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar