Garbiñe Muguruza comenzó con buen pie su andadura este año sobre la hierba. Derrotó por 6-3 y 6-2 1h:20 a la rumana Sorana Cirstea (45ª del mundo) sobre el césped del Estadio Steffi Graff, en el WTA 500 de Berlín.

Muguruza (13ª) se mostró bastante sólida con su servicio en el primer set. Aunque cedió dos breaks en la segunda manga, en total sólo perdió seis puntos con primeros saques (24/30) y seis con el segundo (3/9). Su siguiente rival el jueves será la kazaja Elena Rybakina (21ª).

Era fundamental arrancar con buenas sensaciones en la hierba, que tendrá como hito Wimbledon (desde el día 28), donde Garbiñe fue campeona en 2017. La española venía de perder en primera ronda en Roland Garros ante Marta Kostyuk, mermada por dolores de espalda. Desde mediados de marzo en Dubái, su temporada se torció por diferentes problemas físicos y busca otra vez su sitio en la pista.

Últimas noticias | Diario ASGarbiñe Muguruza, Berlín, WTA Tour, Alemania, Centroeuropa, Tenis, Organizaciones deportivas, Europa, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *