Fran García ha permitido al Rayo volver a soñar con el ascenso, gracias a un zurdazo espectacular en Castalia, que suponía el definitivo 0-2 y devolvía a los vallecanos a la ansiada sexta plaza y, por tanto, al playoff. El Castellón fue la víctima de su primera diana en LaLiga SmartBank, un misil imparable desde la frontal teledirigido a la escuadra. Sin embargo, el defensa ya se había estrenado como realizador en Copa, marcando nada más y nada menos que al Barça. Prácticamente desde el principio de curso, el lateral izquierdo ha sido uno de los pilares del Rayo de Iraola y se ha convertido en el tercer futbolista de la plantilla que más minutos (3.216, por detrás Catena y Álvaro) ha disputado.

Cuando el jugador de Bolaños de Calatrava aterrizó el pasado verano, cedido por el Real Madrid y con una opción de compra que ronda los dos millones de euros, empezó a deslumbrar con el Rayo. Y eso que se estrenaba en la categoría. Sólo una rotura parcial del ligamento cruzado de la rodilla derecha en El Molinón le paró en una temporada en la que parecía que no tenía techo, pero no por mucho tiempo. El zaguero, formado en La Fábrica, se recuperó en 19 días. De récord. Aquel mes de septiembre, al abrirse las puertas del vestuario, reconoció algunas caras, como la de Isi —de jugar contra la Ponferradina— y también las de algunos de su quinta, como Martín Pascual, Mario Hernández… El capitán, Trejo, «se ha portado como un hermano mayor», confesó el mismo Fran a AS, que ha encontrado en Álvaro a su principal aliado sobre el verde. Juntos, los García forman la banda izquierda más letal de Segunda.

Desde que empezara a jugar con nueve o diez años en su pueblo hasta que Solari se cruzó en su camino y le cogieron para el Cadete B del Real Madrid, Fran García tenía claro que quería ser futbolista. Dentro de la disciplina blanca, llegó al Castilla, momento en que Solari, de nuevo, apostó por él. El técnico le hizo debutar en Copa con el primer equipo y dio una asistencia a Isco ante el Melilla. De pequeño se movía más en la posición de extremo (entonces se fijaba en Bale), pero le retrasaron para que tuviera más metros donde desplegar ese potencial físico. Ahí Marcelo se convirtió en ese espejo donde mirarse. «Siempre me ayudaba y me daba consejos cuando subía a entrenar con ellos. Todo lo que me decía lo absorbía como una esponja y lo aplicaba». También Koke Resurrección ha estado ligado a su vida: «Es mi primo segundo, por decirlo así. Cuando venía de pequeño a hacer las pruebas me quedaba en casa de sus abuelos y su madre, muchas veces, era quien me llevaba si tenía alguna concentración».

Fran García apuesta por el trabajo y la humildad para seguir creciendo, mientras sueña con llevar al Rayo a Primera. Por ahora, gracias a su golazo en Castellón, la guinda de la victoria, le acerca al objetivo del playoff. «Nos queda ese último pasito adelante», explicó. Será el domingo frente al Lugo en Vallecas, su hogar desde hace meses y el mejor lugar para desarrollar su extraordinario talento.

Últimas noticias | Diario ASFran García, Rayo Vallecano, LaLiga SmartBank, La Liga, Segunda división, Ligas fútbol, Equipos, Fútbol, Organizaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *