Carrera típica de grupo en Mugello,con los once primeros en el mismo segundo al cruzar la línea de meta y con Foggia en el papel de ganador, gracias a que supo aprovechar a la perfección el avión que era en el día de hoy su Honda. Tanto aceleraba y corría que le dio para salir primero de la última curva y recibir la bandera por delante de Masiá con el margen de 36 milésimas. Parece una diferencia más apurada de lo que en realidad fue, porque a cualquier otro le hubieran pasado por rebufo, pero no al italiano.

El podio lo cerró Rodrigo, el segundo en su carrera deportiva que le da a Argentina, y no entró esta vez en él Acosta. El líder de la general cruzó la meta séptimo, pero acabó octavo en la clasificación final al perder una plaza por exceder los límites del trazado en la última vuelta. Eso mismo le pasó a García, que había acabado justo detrás de él y terminó de este modo noveno.

El octavo de Acosta es el segundo consecutivo que firma y, pese a ello, continúa líder de la general con una amplísima ventaja. Ahora es Masiá el que ocupa la segunda plaza, a 52 puntos de distancia. El Tiburón de Mazarrón llegó con 54 de renta y se va con sólo dos menos tras una carrera en la que soñó con la victoria. Él fue uno de los siete líderes que tuvo la prueba. El del Red Bull KTM Ajo partía desde la segunda plaza y se ponía primero tras la salida gracias a una fantástica frenada. No fue la única buena que hizo, pero la locura que es para Moto3 la curva de San Donato, la primera del circuito, lo mismo le hacía recuperar posiciones que perderlas de manera salvaje. En un par de ocasiones pasó de liderar el pelotón a caer a la décima plaza. La última vez que le sucedió fue a dos vueltas del final, cayendo luego relegado incluso al undécimo puesto. Desde ahí, esta vez sólo pudo ganar cuatro posiciones, algo que tampoco está nada mal para un novato, porque continúa siéndolo pese a haber ganado ya tres carreras y subir cuatro veces al podio.

Mención especial merece el segundo puesto de Masiá, al que entre Francia e Italia le operaron del escafoides de la mano derecha, la del gas. Se le saltaron las lágrimas al acabar la prueba en el podio, porque sólo él sabe lo que habrá sufrido. A diferencia de otras veces, esta vez su esfuerzo tuvo premio. Él como Rodrigo, que no pisaba el podio desde Cataluña 2018, y Foggia, que en su segunda victoria mundialista lloró en lo alto del podio como si fuera la primera (Brno 2020), se acordaron de Dupasquier en las dedicatorias. El suizo se debate entre la vida y la muerte en un hospital de Florencia, con edema cerebral y fuerte traumatismo de tórax, razón por la que su compañero en el CarXpert PruestelGP, Yamanaka, no tomó la salida en la carrera de Mugello, algo que tampoco hará en la de Moto2 su compatriota Luthi, muy afectado con el gravísimo accidente que tuvo lugar ayer en la Q2.

La carrera tuvo un accidente muy feo en la primera vuelta, cuando Öncü se cayó y tras él Kofler tiró sin querer a Tatay y Migno. Antes, Fernández se dio con Surra porque al debutante italiano se le paró la moto. Por suerte, esta vez no hubo lesiones graves que lamentar.

Últimas noticias | Diario ASMoto 3, GP Italia, Circuito Mugello, Mundial Motociclismo, Circuitos velocidad, Motociclismo, Deportes motor, Instalaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar