El Deportivo se prepara para poner en marcha un plan de ajustes al tener que competir por segundo año consecutivo en Segunda B. El fracaso de la presente temporada ha sido doble, ya que al golpe deportivo se une el económico. El conjunto coruñés comenzó la liga con el presupuesto más alto de los 102 equipos y ni si quiera fue capaz de clasificarle en el primer corte para pelear por el playoff. El todo a una carta fue un fiasco que tuvo como resultado unas pérdidas de 9 millones de euros y la destitución de Fernando Vidal y todo su consejo. Ahora, con Antonio Couceiro y Abanca al mando del club, se prepara para ajustarse el cinturón.

El primer movimiento del club coruñés nada más concluir la temporada fue el traspaso de Mujaid al Genk por dos millones de euros para comenzar a hacer caja y paliar pérdidas. El mismo camino seguirán sus otros dos mejores activos: Diego Rolan y Fede Cartabia. Ambos jugadores están cedidos con opción de compra para sus respectivos equipos y los dos terminan contrato en 2022. Además, en la Plaza de Pontevedra se estudiará cualquier oferta interesante que llegue.

Pero el plan de Abanca no se queda en las ventas, también es prioritario bajar notablemente el coste de su plantilla, cercano a los cuatro millones de euros. El club, de acuerdo con Borja Jiménez, el nuevo técnico, ya ha activado la operación salida. El primero en marcharse ha sido Nacho González, pero todavía quedan 19 jugadores en nómina con salarios mucho más elevados y contratos más largos. Las negociaciones con algunos de ellos serán más complejas, pero la idea es que al menos siete más salgan durante este verano.

Para los que quieran continuar en el equipo, el club tiene previsto renegociar sus contratos y plantearles una rebaja de sus fichas que serían compensadas con pluses. La intención de Abanca es ofrecer primas por diferentes objetivos, con el ascenso como el ‘producto’ estrella, para convencer a sus futbolistas de la rebaja salarial que se les propondrá desde la Plaza de Pontevedra. La intención es adaptar lo máximo posible a la plantilla a la realidad de Primera RFEF, donde los ingresos son escasos. El propio Antonio Couceiro fue claro al avanzar que «no se podrá mantener el esfuerzo económico», ha admitido la posibilidad de nuevo “haya pérdidas”, pero se busca una cuantía asumible que no comience a poner en riesgo la viabilidad del Deportivo.

Últimas noticias | Diario ASSegunda división B, Antonio Couceiro, Fernando Vidal, Fede Cartabia, Diego Rolán, Mujaid, Abanca, NCG Banco, Deportivo, Fútbol, Equipos, Bancos, Deportes, Empresas, Economía, Banca, FinanzasRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *