El punto más profundo de la fosa de Filipinas, llamado Galathea, se encuentra a más de 10.000 metros y es la tercera cavidad oceánica más honda de la Tierra. Así, el oceanógrafo filipino Deo Florence Onda, junto al estadounidense Víctor Vescovo, organizaron a finales de marzo el primer viaje a la misma. 

Una vez allí, encontraron algo inesperado: plástico y basura, tal y como informó Channel News Asia. A bordo de un pequeño sumergible DSV Limiting Factor, bajaron hasta Galathea. Durante 12 horas, descendieron y exploraron la fosa con el objetivo de contemplar los seres vivos que la habitaban.

Sorprendente

Tal y como detalló Onda en declaraciones al citado medio, esperaban descubrir cosas temibles: «Cuando estábamos a punto de llegar al fondo, esperaba ver cosas aterradoras arrastrándose o entrando a hurtadillas, o echando un vistazo por las ventanillas».

Pero sin embargo, su sorpresa llegó tras hallar algo muy cotidiano en el día a día de las personas: «La única cosa inusual en el fondo era la basura. Había mucha basura en la fosa. Había muchos plásticos, un par de pantalones, una camisa, un oso de peluche, envases y muchas bolsas de plástico. Incluso yo no me esperaba eso y hago investigaciones sobre plásticos».

Estudio detallado

La investigación de Onda está centrada principalmente en el estudio del ciclo de la vida y el papel que ejercen los microorganismos. Por ello, expresaron su sorpresa y señalaron la necesidad de investigar más detalladamente para conocer cómo los residuos llegan a las zonas más remotas del océano: «Se convierte en mi responsabilidad decirle a la gente que su basura no se queda donde la ponen. Se va y se hundirá», explicó Onda.

Últimas noticias | Diario ASBasura, Residuos urbanos, Filipinas, Sudeste asiático, Residuos, Saneamiento, Salud pública, Equipamiento urbano, Asia, Problemas ambientales, Política sanitaria, Urbanismo, Sanidad, Salud, Medio ambienteRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar