Esta temporada ha sido extraña para el Eibar en todos los sentidos. Lo principal, sin duda, ha sido el descenso de categoría, pero entre las cosas raras también se encuentra el caso de Damian Kadzior. Un jugador que llegó a Ipurua con la vitola de flamante incorporación, pero al que las cosas no le salieron todo lo bien que él quisiera. Costó dos millones de euros, una cifra considerable para lo que suele ser habitual en la ciudad armera.

Con un golpeo de balón magistral, el polaco solo jugó a lo largo de 8 partidos en toda la primera vuelta. No parecía ser del agrado de Mendilibar, por lo que en el mercado de invierno el club de Ipurua lo cedió al Alanyaspor turco, pero la cuestión es que en principio tendrá que hacer la pretemporada a las órdenes de quien se convierta en nuevo entrenador del Eibar. Su caso no es como otros.

No tiene la cláusula que le deja libre en caso de descenso, como sí la tenían Kike García o Enrich, entre otros. De ahí que habrá que esperar para ver si se incorpora definitivamente a la disciplina armera o si sigue buscando su futuro lejos de Ipurua con una salida pactada. Su calidad está lejos de toda duda, más aún para Segunda, aunque el tema no deja de ser curioso. Pronto se conocerá la decisión de ambas partes.

Últimas noticias | Diario ASDamian Kadzior, SD Eibar, Equipos, Fútbol, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *