España es una de las selecciones más jóvenes de la Eurocopa con una media de edad de 26 años, exactamente la misma que tenía el equipo campeón del Mundo en Sudáfrica 2010. Pero no es la única coincidencia con el mejor bloque de la historia. El de Luis Enrique también está cotizado y uno de los retos del técnico será evitar que los asuntos de mercado interfieran en un equipo en el que, él mismo lo ha dicho, la concentración en cada partido será una de las armas esenciales.

El baile empieza en la portería, con un De Gea cuestionado al que en Inglaterra colocan de vuelta en el Atlético de Madrid a cambio de Oblak y una montaña de millones. Unai Simón tampoco llega tranquilo, puesto que Marcelino busca un portero que le haga competencia en el Athletic. Robert Sánchez, que en teoría parte a la sombra de los otros dos, está tranquilo y cuajado. Y podría dar la sorpresa jugando la fase final.

Entre los defensas de España también habrá movimientos. El más sorprendente afecta a Jordi Alba, jugador por el que bebe los vientos el Atlético, que está en todas las salsas. El destino de Pau Torres, líder del Villarreal, también está en al aire. Su club está recibiendo ofertas por él, y entre los interesados está el Real Madrid. Eric García, por su parte, ha llegado con los deberes hechos: ya ha firmado por el Barça.

Busquets es uno de los cinco únicos jugadores de España que han superado ya los 30 años de edad. Con 32 es el mayor de la Selección, y también su capitán. Busi es respetado y admirado por todos, y tiene cuajo y tablas como para no desequilibrarse ante la oferta del Bayern, que lo quiere sacar del Barça. Otros centrocampistas que están en la quiniela para cambiar de club son Dani Olmo y Fabián, que son del gusto del Madrid.

En la delantera también se presume movimiento. Morata puede volver al Atlético, pero igualmente puede renovar su cesión por la Juventus. Pero el gran deseado es Gerard Moreno. Lleva dos temporadas colándose entre Messi y Benzema, nada menos, como máximo goleador nacional. Por fin, cotiza como lo que es: un crack. El catalán, que llegó a la Selección de la mano de Robert Moreno, se ha consolidado con Luis Enrique, que al final ha tenido que ceder ante su persistencia goleadora. El asturiano le dejó fuera de su primera lista de su segunda etapa, pero una lesión de Rodrigo le dio entrada de nuevo. Desde entonces no ha parado de marcar, con su equipo y con España, y ha tirado una puerta que le habían cerrado. Un jugador por el que ya suspiran los grandes de Europa porque es capaz de garantizar entre 20 y 25 goles por temporada en una Liga como la española. Un jugador de 70 millones de euros que, a sus 29 años, aún tiene mucha pólvora.

Luis Enrique deberá lidiar con estas situaciones, igual que hicieron Luis y Del Bosque a quienes los vaivenes del mercado no impidieron llevar a España a lo más alto.

Últimas noticias | Diario ASGerard Moreno, Dani Olmo, RFEF, Federación española, Federaciones deportivas, Fútbol, Organizaciones deportivas, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *