La Junta de Gobierno de Madrid ha aprobado la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS), por la cual se pretende reducir en un alto porcentaje la contaminación en la ciudad que puedan provocar los vehículos. Aunque todavía tiene que someterse a información pública durante 30 días y llevarse a pleno, unos 320.000 vehículos como mínimo se verán afectados.

Esta nueva normativa establece que todos aquellos coches y motos que no tengan la etiqueta de la DGT no podrán circular por Madrid antes de lo previsto. La primera prohibición ya afecta a las vías urbanas del interior de la M-30 desde el 1 de enero de 2022, y un año más tarde a la propia vía de circunvalación. El espacio va ampliándose progresivamente hasta 2025, cuando ya no se podrá circular por la ciudad.

Los vehículos que deben preocuparse por esto son aquellos modelos de gasolina matriculados antes del año 2000 y los diésel previos al 2006. Estos no tienen la etiqueta y sin ello irán quedando excluidos año a año de cada zona restringida.

Las prohibiciones de circulación que se irán sucediendo

Contando los vehículos censados en la ciudad de Madrid, según datos del Ayuntamiento de 2017, unos 315.477 serían los afectados, mientras que 770.620 turismos y 80.873 motos sería el total teniendo en cuenta datos de la DGT de 2019 para toda la Comunidad de Madrid. A estas cantidades habría que añadir los vehículos que no tienen el distintivo registrado y claro y aquellos vehículos antiguos que se han vendido recientemente por la pandemia.

El 1 de enero de 2020 quedará prohibido el acceso y circulación por las vías públicas urbanas del interior de la M-30, excluyendo la propia M-30. Esta será la primera. Un año después, el 1 de enero de 2023, afectará a las vías públicas urbanas del interior de la M-30 y de la propia M-30.

El 1 de enero de 2024 la restricción será para todas las vías públicas urbanas del ámbito territorial de Madrid ZBE (Zona de Bajas Emisiones), y finalmente, el 1 de enero de 2025, la prohibición se extenderá a toda Madrid.

Qué se pretende conseguir y por qué

La intención del Ayuntamiento de Madrid es que haya menos vehículos sin etiqueta en la capital, ya que son más contaminantes que los nuevos modelos. Según el consistorio, emiten 1,6 veces más gases que uno con etiqueta B, 7,2 veces más que uno con etiqueta C y 47 veces más que uno ECO. El cálculo es una reducción de un 92,7% en 2024 y su desaparición en 2025.

Así, se va a crear una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) por toda la capital, por lo que desde 2024 ningún vehículo podrá circular por las calles sin la etiqueta de la DGT. Incluso habrá una zona todavía más protegida, la ZBE de Especial Protección en Centro y plaza Elíptica, con medidas adicionales.

También se pretende incentivar el transporte público frente al privado. Y dentro de la normativa hay que incluir restricciones de aparcamiento para bicicletas, motos, ciclos, VMP o vehículos de dos o tres ruedas, que tendrán que estacionar en los espacios reservados y señalizados para ello, preferiblemente en la calzada.

Últimas noticias | Diario ASDGT, Direcciones Generales, Tráfico, Ministerios, Madrid, Contaminación, Administración Estado, Comunidad de Madrid, Problemas ambientales, Transporte, España, Administración pública, Medio ambienteRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar