La Copa de la Reina Iberdrola espera campeón en Madrid, que acogerá mañana (20:00) la final entre el Barça y el Levante en el estadio de Butarque de Leganés. En la previa a este partidazo, AS ha reunido en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas a Eugenia Carballedo, consejera de Deportes de la Comunidad de Madrid, y a María Tato, presidenta de fútbol femenino de la RFEF. Ambas destapan las claves del acuerdo para este evento deportivo y valoran el gran crecimiento del fútbol femenino español.

«Esta Copa es especial para Madrid. Es la oportunidad de atraer un gran evento deportivo y de seguir avanzando en ayudar a las mujeres a derribar muros. Queríamos que la mágica final en Granada de 2019, que congregó a 1,6 millones de espectadores, llegase también a Madrid», comenzó diciendo Carballedo, a la que se sumó Tato con un gran «agradecimiento» por el trato de la Comunidad de Madrid a la hora de preparar esta cita.

«Han aumentado mucho las ofertas para ser anfitriones de torneos como la Copa. Madrid era una plaza que nos apetecía y que siempre nos trata con enorme cariño», expuso la mandamás del fútbol femenino en la RFEF, desde la que destacan un gran aumento en el interés de las marcas por esta categoría. «Nos llaman muchas empresas que quieren un patrocinio únicamente en el fútbol femenino. Ven un posible retorno económico en esta categoría y quieren vincularse exclusivamente a ella», apuntó Tato.

«En cinco años, la cifra de licencias ha crecido un 40% en Madrid»

En esta línea, la consejera de Deportes de Madrid señaló un auge en el fútbol femenino de la región. «Las madrileñas están demostrando que quieren jugar al fútbol y eso lo podemos ver en que, en cinco años, la cifra de licencias federadas de fútbol femenino ha crecido un 40% en Madrid. Esto es fruto de un gran trabajo. Hemos conseguido tener cuatro equipos (Real Madrid, Atlético, Madrid CFF y Rayo Vallecano) en la élite del fútbol femenino», puntualizó Carballedo, que continuó reflexionando: «Antes parecía que el fútbol femenino era un elemento más en aras de alcanzar cierta paridad. Ahora es un deporte en sí mismo, atractivo y de calidad. Por eso el apoyo a este evento es esencial».

Por su parte, María Tato se mostró muy clara al ser cuestionada por la nueva Liga Profesional para la 2021-22. «Es el CSD el que está liderando todo. Nosotros sólo podemos reflexionar y compartir ideas. No marcamos los ritmos de este proceso», matizó Tato, que mostró su parecer sobre el salto profesional: «Se debe hacer en condiciones dignas en los terrenos de juego (césped natural, instalaciones…) y en términos económicos para las jugadoras, con salarios acordes a la profesión que desempeñan. Para ello se necesitan ingresos de manera continua».

«Somos referentes y es muy importante que hagamos las cosas bien»

Por último, la directiva de la RFEF aseguró tener cierto «miedo» a que se inyecte dinero de forma artificial en las próximas dos o tres temporadas y que después no se sea capaz de generar ingresos propios para seguir caminando sin respaldo. «Si esto ocurre, volveremos al punto origen. Pasar de 0 a 100 es muy arriesgado en esta categoría», avisó Tato.

«Puede haber mil modelos de cómo llevar esto a cabo (la profesionalización). Siempre tenemos que pensar en la sostenibilidad de la práctica deportiva. El cuando no me preocupa y sí me preocupa que las cosas se hagan bien y perduren en el tiempo. Hay que hacerlo con pasos sólidos, más ahora que estamos en una situación tan cambiante en todos los ámbitos. No sólo por pandemia, que también. En el fútbol femenino todo va muy rápido. Sin querer darnos cuenta, acabamos de ganar la Champions y nos hemos puesto en el epicentro mundial del fútbol femenino. Somos referentes para muchos países y por eso es muy importante que hagamos las cosas bien», remarcó la presidenta del fútbol femenino de la Federación. 

«El público se siente seguro»

Al igual que ocurrió en las semifinales (con asistencias que rondaron los 900 espectadores), habrá público en la final entre el Barça y el Levante en Butarque. Desde la Comunidad de Madrid se ha marcado un aforo restringido del 30% (Unos 3.500 espectadores). Con entradas de 10, 15 y 20 euros, desde la RFEF y el Gobierno de Comunidad de Madrid esperan un «buen ambiente». «El público se siente seguro con los protocolos. Es una gran noticia que se pueda disfrutar de eventos de este tipo«, enfatizó Eugenia Carballedo.

Por otro lado, Tato quiso poner en manifiesto que no habrá invitaciones para poner en valor el fútbol femenino. «No va a haber invitaciones. Se tienen que vender las entradas. Estéticamente por el fútbol femenino no se ha pagado y eso no es bueno. Hay que pagar por entrar a un evento deportivo. Da igual que sean mujeres. Debemos de crear el hábito de que se paguen las entradas para el fútbol femenino al igual que para el masculino. Al menos empezando con un coste testimonial (10, 15 y 20 euros)«, sentenció la directiva de la RFEF.

Últimas noticias | Diario ASCopa Reina Fútbol, Fútbol femenino, RFEF, Deporte femenino, Federación española, Fútbol, Federaciones deportivas, Competiciones, Organizaciones deportivas, DeportesRead More


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar