Mientras Zidane deshojaba la margarita antes de anunciar si seguía o no en el Real Madrid (algo que hizo el miércoles, comunicándoselo al club y a la plantilla), el vestuario madridista se fue posicionando en los días previos en relación a la que ha terminado siendo la segunda vez que pierde al técnico marsellés, tras su marcha en 2018, después de la final de Kiev. La conclusión era clara: la plantilla, al menos en las declaraciones en boca de sus pesos pesados, quería que Zidane continuase en el Madrid.

El vínculo que Zizou ha formado con este grupo de jugadores tiene ya varios años y ha generado unas relaciones afectivas que ahora afloran. No en vano, siempre se comentó como la gran virtud de Zidane como entrenador su capacidad para aplacar los egos del vestuario y para hacer sentir a los jugadores cómodos en la dinámica del equipo. Eso, en buena medida, se ha cumplido. De la actual plantilla del Madrid, han estado con Zidane desde que llegó en enero de 2016 Carvajal, Ramos, Varane, Nacho, Marcelo, Kroos, Modric, Casemiro, Isco, Benzema y Lucas (prácticamente también Asensio, que en la 2015-16 jugó cedido en el Espanyol cedido por el Madrid).

Y de ese bloque, tres jugadores han salido a dar su versión en las últimas semanas sobre cómo afectaría al Madrid la marcha de Zidane, que ya es un hecho: Kroos, Benzema y Nacho. Eran mensajes para el técnico, no para el club; el Madrid deseba que Zidane cumpliese su contrato y se quedase (tenía hasta junio de 2022), era el marsellés el que albergaba dudas y sopesaba hacer un nuevo parón tras una temporada complicada, una postura que finalmente se ha impuesto.

«Se dijo, incluso en Alemania, que ya nos había comunicado a los jugadores que se iba. Y eso es mentira. Él y yo tenemos una relación, si se fuese a ir me lo habría contado. No sé lo que pasará en el futuro, pero sí puedo decir que trabajar con Zidane es divertido», comentó Kroos recientemente en el podcast que comparte con su hermano Felix. Nacho, por su parte, comentó las noticias sobre que había trasladado al vestuario su decisión tras el triunfo ante el Athletic en San Mamés: «El míster tiene contrato y está bien con nosotros. Es una decisión que tomarán él y el club».

Uno de los jugadores con los que Zidane tenía mayor sintonía en el vestuario es Benzema, por razones evidentes: ambos son franceses y tienen una manera de entender el fútbol, con la eficiencia y la estética trabajando codo con codo, que les ha permitido cuajar una relación cercana. Zidane siempre defendió a Benzema, incluso cuando sus cifras acreditaban que debía ir al banquillo. En una reciente entrevista con ‘L’Equipe’, tras ser oficial su retorno a la selección de Francia, Benzema devolvió los elogios a Zidane.

«No veo que se vaya, no se va a ir, ya verás. Y si se va… Por ahora, no veo al Madrid sin Zidane. Siempre ha sido sincero conmigo, y muy cercano. Cuando las cosas van bien me lo dice; cuando no van bien, también me lo dice. Siempre es muy abierto, en los entrenamientos y en los partidos. Eso me da mucha confianza en el campo, por eso le respeto tanto. Es mi entrenador, pero es como mi hermano mayor. Siempre me ha apoyado y me ha ayudado a mejorar», explicó Benzema en ‘L’Equipe’. Sin embargo, el deseo de los tres de que se quedase ha quedado en agua de borrajas: se ha consumado que Zidane se marcha del banquillo.

La segunda línea, a la espera

Eso sí, hay una segunda línea de jugadores en el Real Madrid a los que la marcha de Zidane y la llegada de un nuevo entrenador les ayudará a tener una nueva oportunidad de blanco; Zidane, pese a que trabaja más el guante de seda que la mano de hierro, ha generado también algunas antipatías dentro de la caseta. En ese bloque de futbolistas entrarían los Bale, Isco, Ceballos, Jovic, Odegaard o Mariano. Incluso Vinicius, que esta temporada ha disfrutado de muchos minutos, pero con el que Zidane siempre ha mostrado una cierta distancia y no demasiada pasión por su juego.

Algunos por cuestiones meramente deportivas (Odegaard, Mariano o Jovic), otros por enfrentamientos más directos con Zizou (Bale, Ceballos e incluso Isco, al que las cámaras le pillaron rajando del francés); todos ellos saben que un nuevo entrenador que haga borrón y cuenta nueva es una oportunidad de oro para reescribir sus respectivas historias en el Madrid. Pero eran los menos, el núcleo duro del vestuario blanco estaba con Zizou.

Unanimidad en redes

Lo que sí ha sido masivo y casi unánime son los mensajes en redes sociales de los futbolistas del Real Madrid despidiéndose del técnico madridista, una vez ha finalizado su segunda etapa en el banquillo blanco.

Mensajes que muestran la ascendencia que Zidane tenía sobre el vestuario blanco, ya en su primera etapa y ahora en la segunda, también cuando fue segundo de Ancelotti en la 2013-14, con un perfil muy intervencionista y de mucho contacto con los futbolistas en el día a día.

Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario ASZinedine Zidane, Liga Santander, Real Madrid, La Liga, Primera división, Ligas fútbol, Fútbol, Equipos, Organizaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More

Categorías: LA LIGA

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *