Al Madrid los penaltis le han salido más caros que a nadie en Europa. El equipo blanco ha necesitado esta Liga tener más presencia en el área rival que ningún otro equipo de los cinco grandes campeonatos del continente para que le señalaran un penalti a favor. Los de Zidane han necesitado dar 360 toques en el área por cada uno de los tres penaltis que le han señalado esta temporada. En el polo opuesto, el Milan, al que le han concedido 20 penaltis en la Serie A (récord de un equipo de las cinco grandes ligas europeas en los últimos 16 años), uno por cada 50 toques en el área rival que han dado los jugadores rossoneri.

El Madrid sólo ha lanzado tres penaltis esta temporada: en sus visitas a Betis, Barcelona y Cádiz. Entre el del Camp Nou y el del Carranza pasaron 26 partidos sin que ningún jugador blanco llevase el balón al punto de los once metros. Muchos madridistas veían cercano el récord que hace dos años alcanzó el Rayo Vallecano en Segunda, cuando los franjirrojos estuvieron 28 partidos sin disponer de un penalti a favor.

Entre uno y otro penalti, en cambio, al Madrid le sancionaron siete penaltis en contra. Tres contra el Valencia (récord de la historia liguera de los blancos) y uno contra Villarreal, Alavés, Elche y Levante. Posteriormente los de Zidane sufrirían otro contra el Sevilla por una mano de Militao que soliviantó al siempre comedido entrenador francés, que no se explicaba cómo sí le señalaban ese penalti en contra y no otro por mano de Joan Jordán.

Con esos tres penaltis a favor y ocho en contra, el Madrid ha cerrado la temporada con el octavo peor balance de penaltis de los 98 equipos que compiten en las cinco grandes ligas europeas y el tercero de la primera división española. El récord se lo lleva el Udinese, en Italia, que ha lanzado cuatro y le han pitado 14 en contra (-10 de saldo). En LaLiga, sólo Elche (tres a favor y diez en contra) y Cádiz (cuatro a favor y diez en contra) presentan peor saldo que el Madrid. El Arminia Bielefeld de la Bundesliga es el único equipo al que le han pitado menos penaltis que al Madrid: sólo dos.

Los tres penaltis señalados al Madrid han sido a instancias del VAR, ninguno señalado directamente por el árbitro de campo. González González avisó a De Burgos Bengoetxea de la mano de Bartra en el Betis-Real Madrid de la 3ª jornada. Sánchez Martínez llamó a Martínez Munuera para advertirle del agarrón de Lenglet a Ramos en el Clásico y De Burgos Bengoetxea reclamó a Mateu Lahoz para que evaluara en el monitor el penalti de Iza a Vinicius en Cádiz. Un cuarto chequeo se fue al limbo: el que Hernández Hernández hizo en el derbi del Wanda a instancias de González González. El canario decidió que la mano de Felipe en el área no era punible. La única ocasión que no ha ratificado una apreciación del VAR en las 17 veces que le han llamado estas tres temporadas con videoarbitraje.

De los ocho penaltis sancionados en contra, cinco fueron señalados en primera instancia por el árbitro de campo y tres a instancias del VAR. Uno de ellos, el del Real Madrid-Levante con Cuadra Fernández en la sala VOR, para ‘meter’ dentro del área una falta que Medié Jiménez había pitado fuera.

Estadísticas aparte, la temporada ha estado envuelta en polémica, con las manos en el centro del huracán. A los blancos sólo les han pitado a favor una de las once manos de los rivales en el área, mientras que les han señalado en contra cuatro de las cinco manos de jugadores blancos. Las imágenes que han llegado al VAR o el uso que se ha hecho de ellas también ha sido objeto de controversia. La realización del Madrid-Alavés no sirvió a la sala VOR las imágenes del tirón de pelos de Laguardia a Marcelo y hubo dos goles anulados por fuera de juego (de Mariano en el 0-0 contra el Getafe y el de Benzema en la última jornada al Villarreal), en el que la imagen no está detenida en el fotograma del golpeo sino cuando el balón ya ha salido.

Las designaciones de los partidos del Madrid

Todos los árbitros de Primera (salvo los dos madrileños, Del Cerro Grande y Pizarro Gómez) han dirigido a pie de campo al menos un partido del Madrid. El que más veces ha sido designado es Gil Manzano. El extremeño ha estado en cinco partidos, entre ellos el de Mestalla en el que pitó tres penaltis en contra del Madrid (dos por decisión directa y otro a instancias del VAR). También dirigió de rebote el Clásico del Di Stéfano, como sustituto del lesionado Mateu Lahoz. De los nueve árbitros internacionales que pueden pitar al Madrid (los diez con que cuenta España salvo Del Cerro), todos han pitado a los blancos al menos dos partidos. Figueroa Vázquez y Soto Grado también les han arbitrado dos encuentros y los otros ocho colegiados, uno cada uno.

En la sala VOR, el que ha estado al cargo de más partidos del Madrid como árbitro de VAR es González González. El asturiano, que se dedica exclusivamente a las labores de videoarbitraje, ha chequeado las jugadas de seis encuentros blancos. El otro árbitro que sólo hace funciones de VAR, Iglesias Villanueva, ha estado en cuatro. En cambio, cinco árbitros (los debutantes Díaz de Mera Escuderos y Figueroa Vázquez y los internacionales Hernández Hernández, Mateu Lahoz y Estrada Fernández) no han juzgado ningún partido del Madrid desde la sala VOR de Las Rozas.

Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario ASVAR, Liga Santander, Real Madrid, La Liga, Primera división, Arbitraje deportivo, Ligas fútbol, Fútbol, Equipos, Organizaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More

Categorías: LA LIGA

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar