El Atlético celebra la ansiada Liga y, además, lo hace con la calma del que sabe que el proyecto no se le va a desmoronar tras el éxito. La base del equipo seguirá, empezando por el líder y epicentro de todo, Diego Pablo Simeone. El técnico ha confirmado (para quien tuviera dudas) que continúa, no sólo porque tiene contrato hasta 2022, sino porque aún ve margen de crecimiento. Y el club echa un vistazo alrededor, observa lo que pasa en otras casas y respira aliviado por la estabilidad que un año más le ofrece el Cholo.

La elección del entrenador condiciona (y retrasa) el resto de la planificación. Mayo y junio son época de baile en los banquillos, y los rojiblancos lo ven de nuevo desde fuera. Sin agobios. Todo lo contrario. Los apuros son, por ejemplo, para sus dos grandes rivales por la Liga 21-22. El Madrid se despidió el jueves de Zidane, que ya le apagó dos fuegos, y busca técnico contra reloj. El Barça, por su parte, sí que tiene entrenador, Koeman, aunque parece no confiar mucho en él porque le está buscando sustituto. El jaleo llega a otros grandes de Europa, como el Inter, la Juventus, quizá el PSG…

Este paso lo tiene solucionado el Atlético. Y van diez veranos así. El Atlético presentó al argentino como su entrenador en diciembre de 2011. Una temporada a medias, en la que conquistó la Europa League, y otras nueve enteras en las que ha ganado dos Ligas y siempre ha metido al equipo entre los tres primeros. Más allá de los títulos, no hay en Primera un proyecto que se le acerque en cuanto a longevidad. Otros grandes idilios de LaLiga han llegado a su fin en las últimas semanas. Mendilibar se va del Eibar después de seis años; Bordalás cierra una etapa de cinco temporadas en Getafe y Sergio deja el Valladolid tras un ascenso y tres campañas en Primera. Ahora, tras el Cholo, el más ‘veterano’ es Álvaro Cervera, que dirige al Cádiz desde abril de 2016.

Un proyecto único en España… y casi en Europa

Simeone va a completar un decenio como entrenador rojiblanco, y es un hito en España y en el resto de grandes Ligas. En las grandes ligas europeas es muy extraño que haya tanta paciencia. Sólo Stéphane Moulin, que llegó al Angers francés en el verano de 2011, lleva más tiempo en el mismo banquillo; en Alemania, Christian Streich entró en el Friburgo a la vez que Simeone al Atleti; en Inglaterra, Dyche empezó a trabajar con el Burnley en octubre de 2012 y en Italia, los más duraderos son Gasperini (Atalanta) e Inzaghi (Lazio), que acaban de completar cinco temporadas.

Para fortuna del Cholo, además, va a poder contar con prácticamente todo su bloque duro para el futuro. Nunca se está libre de una salida sorpresa como la de Thomas, pero la intención del club es retener a todos los pesos pesados. Luis Suárez confirmó que seguirá, João Félix también tiene camino por recorrer como rojiblanco y otros como Marcos Llorente serán premiados con una mejora de contrato. La gran incógnita es Saúl, cuyo rol no es el que era y podría cambiar de aires. El plan del Cholo es que sigan creciendo los futbolistas actuales y las cuentas de la entidad tampoco están para algo más que retoques, siempre en función de las salidas. El proyecto se basará en la continuidad y, de hecho, uno de los asuntos a tratar es la renovación del entrenador, para alargar su contrato más allá de 2022. Porque al final Simeone no sólo da títulos y hace crecer al Atlético, sino que le da una estabilidad más que apetecible.

Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario ASSimeone, Liga Santander, La Liga, Primera división, Atlético Madrid, Ligas fútbol, Fútbol, Equipos, Organizaciones deportivas, Competiciones, DeportesRead More

Categorías: LA LIGA

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *