La comparecencia de Velasco Carballo y Clos Gómez, presidente de los árbitros y director del proyecto VAR, para hacer balance de la temporada ha dejado dos pinceladas de las novedades que habrá la próxima temporada en LaLiga. Se da un paso más en la especialización en VAR, será mucho más restrictivo en cuanto a las personas que puedan sentarse en dicha sala, y, por lo tanto, el criterio será más unificado. Pero, además, el VAR tendrá un nuevo rol en cuanto a las manos.

La gran novedad presentada por el colectivo arbitral, como adelanto de lo que se avecina la próxima temporada, es el cuerpo élite VAR. Muchas voces (jugadores, entrenadores, árbitros…) pedían esta figura en los partidos. En parte, como en alguna ocasión ya había dicho Velasco Carballo, ya existía. En la primera temporada con VAR en España Álvarez Izquierdo desempeñaba exclusivamente su carrera en la sala del videoarbitraje tras haber dejado el campo. La temporada pasada continuó haciéndolo junto a Iglesias Villanueva y en esta última dicha función la han realizado Iglesias y González González. Pero la verdad, es que tampoco asumían gran parte de los partidos que se jugaban. Solo un 20% esta última temporada.

Ahora bien, para la próxima temporada se pretende reforzar este cuerpo específico de VAR. Para ello, se va a duplicar el número de miembros. A Iglesias Villanueva y González González se les unirán otros dos árbitros. Uno de ellos será Estrada Fernández, que dejará de pitar. El otro, todavía no se conoce y el Comité ha dicho que todavía no lo desvelará, ya que no lo sabe ni el propio colegiado ni el resto de compañeros. Lo que podría apuntar a un árbitro de Primera que vaya a descender y que por edad prefiere dejar el campo y dedicarse exclusivamente al VAR.  Estos cuatro árbitros serán los que asuman desde la próxima temporada el VAR en el 70% de los partidos, es decir, 266 de los 380. A menos árbitros en el VAR, menos criterios distintos. Una manera de que el criterio esté más unificado en los distintos partidos.

El 30% de partidos restantes también estará acotado para otro número pequeño de trencillos. No podrá ser cualquiera el que ejerza de VAR a partir de ahora. Para dichos partidos que no esté uno de la élite VAR, será un árbitro internacional. Básicamente por dos motivos, son los mejores y porque UEFA y FIFA también reclaman que los árbitros de campo ejerzan de VAR en sus competiciones. Por lo tanto, árbitros como Hernández Hernández o Martínez Munuera, que en España tienen un gran reconocimiento en el campo, también podrían tener una gran presencia en el VOR ya que UEFA y FIFA los reclaman en numerosas ocasiones para las tareas de videoarbitraje en Champions y Europa League. Ya que los partidos de campo suelen estar más reservados para Mateu, Del Cerro y Gil Manzano (árbitros élite de la UEFA). Tanto el canario como el alicantino, están considerados dos de los mejores árbitros VAR a nivel internacional.

El resto de la plantilla de árbitros de Primera que no son internacionales no dejarán el VAR, aunque pasarán a un rol menos importante y casi más didáctico. La función de AVAR (asistente del árbitro VAR) la ejercerán ellos en vez de los linieres, como ha sucedido esta temporada. De esta manera, ayudarán al árbitro VAR y también se seguirán formando en dicho aspecto, por si en el futuro deben dar el salto a este nuevo cuerpo élite. Un recurso que ya utilizó el VAR en la primera temporada, cuando en varias jornadas algunos árbitros de campo no ejercieron de VAR y sí de AVAR al tratarse de los más flojos en ese aspecto. La idea de tener dos árbitros en el VAR no es algo nuevo, ya que es el modus operandi en competiciones internacionales como la Champions, la Europa League, las Eurocopas y los Mundiales.

A vueltas con las manos

Uno de los dilemas para la próxima temporada será las manos. Nuevo no es, ya que lleva dos temporadas centrando gran parte de las polémicas. Especialmente en esta última. Y la próxima, como se puede entender de las palabras de Velasco Carballo, no será diferente. «Las reglas del juego de la próxima temporada ponen todavía más énfasis en que sea el árbitro el único que debe valorar si una mano es natural o no natural es una determinada acción. La regla nos está diciendo al mundo del fútbol que el árbitro debe ser el que lo dictamine y todos los debemos aceptar. Si esta temporada, con hechos nítidos, objetivos e indiscutibles, se han generado polémicas tras excelentes aciertos, qué va a pasar la temporada que viene, cuando se va a dejar que el árbitro decida y eliminemos ciertas cosas que la norma decía de una manera objetiva ¿El mundo está preparado para aceptarlo?».

Esto puede suponer un nuevo escenario en cuanto a las intervenciones del VAR en las manos. Ya que al primar más la valoración del árbitro en sí la posición del brazo está en consonancia al movimiento que está realizando para dictaminar si es o no natural, podría llevar a que entrasen menos desde el VOR de Las Rozas. Clos Gómez admitía en la rueda de prensa que el VAR ha intervenido esta temporada en algunas manos que no debería y dejó de intervenir en algunas que sí debió hacerlo.

Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario ASVAR, Clos Gómez, Velasco Carballo, Comité Técnico Árbitros, Liga Santander, Árbitros, La Liga, Primera división, Arbitraje deportivo, RFEF, Real Madrid, FC Barcelona, Ligas fútbol, Federación española, Atlético Madrid, Fútbol, Federaciones deportivas, Equipos, Organizaciones deportivas, Competiciones, Deportes, Gente, SociedadRead More

Categorías: LA LIGA

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar