El ir y venir de informaciones entre Madrid y París se tornará una constante en las próximas semanas. Real Madrid y PSG, que sobre el papel tienen un más que correcto trato debido a la buena relación entre Florentino Pérez y Nasser Al Khelaifi, van a entrar en colisión. El destino ha querido que, como si fuera casi la tormenta perfecta, se hayan generado tres frentes que atañen a los dos clubes. El mád reciente es Mauricio Pochettino, que no atraviesa un buen momento en el PSG y gusta en el Madrid para el proyecto postZidane, la consabida y larga operación Mbappé y por si fuera poco, el futuro de Raphael Varane sigue encaminado a una salida de Chamartín que el PSG controla desde la distancia. Una guerra fría en toda regla.

Entre ambos clubes se miran con mucho respeto y han tenido diálogo directo (la venta de Jesé, por ejemplo) en cuestiones de ventas, pero la Superliga les ha situado en bandos opuestos, con el PSG ejerciendo de contrapeso del lado de la UEFA. El inesperado nuevo punto de posibles próximas fricciones es la cuestión del técnico. Desde el entorno del PSG se resta importancia al hecho de que el Madrid busque técnico, Pochettino sea muy del agrado de Florentino Pérez y cada vez surjan más detalles que hablan de un desencuentro entre el entrenador argentino y Leonardo, su director deportivo. Es más, ha habido entrevista al técnico publicada en los canales oficiales del club para calmar las aguas. Pochettino sigue teniendo dos temporadas más de contrato en el Parque de los Príncipes (a cerca de 8M€ netos por curso más bonus) al que se agarran en el club aunque sea como baza negociadora. No sería la primera vez. Con Carlo Ancelotti, en 2013, aunque el italiano y el PSG preveían separar sus caminos, el Madrid exhausto por la era Mourinho se vio obligado a llegar a un acuerdo y abonar tres millones de euros al club parisino para que liberasen de su compromiso al técnico italiano y mantener así la diplomacia entre ambas entidades.

Florentino siempre se ha cuidado mucho de enfurecer a Al Khelaifi, con el que ha compartido palco privado en Roland Garros. En julio de 2018 y ante el aluvión de informaciones llegadas desde Brasil que detallaban una ofensiva blanca por Neymar, el propio Real Madrid hizo un acto poco común para no soliviantar al dueño catarí del PSG: emitió un comunicado oficial para negar cualquier interés por la estrella brasileña. Una señal de que el Madrid no quiere líos con el PSG y una estrategia que se ha seguido a rajatabla durante el proceso para seducir a Mbappé. De ahí que el Madrid esté dejando que la partida se desarrolle entre el crack francés y su todavía club. Sólo intervendrá cuando Mbappé fuerce su traspaso. Pero es un frente que pesa.

Varane, empeño del United… pero interesa en París

En dirección contraria surgen los movimientos del PSG mirando a la plantilla blanca. Primero mirando a Vinicius, objeto de deseo de Leonardo pero blindado por el Madrid. Otra cosa es Varane. Baraja marcharse desde hace meses, ahora no está el sostén de Zidane (el hombre que impidió que se fuera al Manchester United en 2016) y el PSG llamó a su puerta en 2020. Aunque el United vuelve a apretar (se debate entre Varane y Koundé), el interés parisino ha terminado y Varane se ha convertido, además, en uno de los principales futbolistas blancos por los que el club puede sacar tajada. El PSG puede devolver la jugada de Mbappé, porque tanto él como el central madridista terminan en 2022 y es vender ahora o perderlos gratis. Otro cruce de sables más. 

Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario ASKylian Mbappé, Mauricio Pochettino Trossero, Varane, Real Madrid, Fichajes, Fútbol, Equipos, Deportistas, Deportes, Gente, SociedadRead More

Categorías: LA LIGA

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar