El sueño de Camavinga (18 años) de vestir la camiseta del Real Madrid se aleja. Si el club blanco ya tenía otras prioridades en la recomposición de su plantilla, para la que el primer objetivo es un gran fichaje (Mbappé o Haaland), la irrupción de Antonio Blanco termina de alejar la opción del joven francés del Rennes, que estos días disputa con Francia el Europeo Sub-21 de Eslovenia, fase final en la que también está España.

Para el Real Madrid ha sido un respiro comprobar que tiene en Blanco (20 años) un sustituto de garantías para Casemiro o incluso un acompañante para el brasileño. En total han sido cuatro partidos de Liga los jugados por el canterano con el primer equipo en los que ha demostrado su valía. Fue ante Getafe, Cádiz, Betis y Osasuna. La dirección deportiva de la entidad blanca ya ha decidido que, salvo que llegue una oferta irrechazable por él, Blanco forme parte de la primera plantilla. Miguel Gutiérrez está en el mismo caso para el lateral izquierdo.

La situación de Blanco afecta directamente a Camavinga. El Madrid estaba siguiendo muy de cerca al joven centrocampista del Stade Rennes, consciente de que va a entrar en su último año de contrato y de que puede salir a un precio más que razonable. De hecho, antes de que empezara la pandemia había sido el jefe de scouting del club, Juni Calafat, el que había entablado contactos con el entorno de Camavinga. Pero sobrevino la pandemia y el escenario dio un vuelco y todo quedó en suspenso.

Camavinga cambió en los últimos meses de representante. Antes llevaba sus asuntos Mousa Sissoko, el mismo agente que lleva al barcelonista Dembelé, pero el futbolista decidió cambiar a Stellar Group, propiedad de Jonathan Barnett (Bale, Saúl), para tener más opciones de firmar su próximo gran contrato. Este cambio de agente se hizo sobre la base de que este mismo verano Camavinga iba a forzar su salida del Rennes. Pero, de momento, parece ser la Premier (y el Bayern) los que han mostrado más interés. No el Real Madrid.

La agencia de representación de Camavinga prevé un precio de traspaso (teniendo en cuenta que no ha hecho su mejor temporada y que en el verano de 2022 se va libre) que no supere los 40 millones de euros. El propietario del Rennes, el multimillonario Pinault, no espera recibir menos de 60. Si no hay acuerdo para salir este verano, Camavinga se iría libre en el de 2022. Pero un traspaso al Madrid ahora es muy difícil con la irrupción de Blanco y la renovación de Modric anunciada.

Sección Primera División de la Liga Española – LaLiga | Fútbol | Diario ASCamavinga, Antonio Blanco, Jonathan Barnett, Stade Rennes, Real Madrid, Fútbol, Equipos, DeportesRead More

Categorías: LA LIGA

0 comentarios

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *